sábado 

poemas y otras letras
en el blog : Cual es la palabra.

miércoles 









Tu enemigo no está en el otro barrio
no es quien habla distinto a tí
no es quien piensa distinto a tí
no es quien viste distinto a tí
El tirano puede surgir de cualquier lugar
de una cuna de oro o de una aldea perdida en el valle
puede usar traje de dos piezas o una boina en la cabeza
pero su arma de destrucción masiva es su labia
dirigida desde un podio
no hay mucha diferencia
entre un doctor y un carnicero
entre un ricachón y un plomero
puede surgir de entre tus amigos
como de entre la gente que no son tus amigos
no hay ninguna diferencia
Tu enemigo no es él
ni ella ni ellos ni nosotros ni yo
tu enemigo eres tú mismo...


R. Ruvio, 2007

lunes 

Chávez






Ok. Enough. Próximamente el otro lado de la moneda.

domingo 

Volodia v/s Beckett



* * * * * * * * * * * * * * * * * *



martes 



al igual que con el artículo sobre Alberto Rubio (algunos posteos más abajo) acá se pincha sobre la imagen para poder leer la columna.




---------------------------

Este blog deja de actualizarse por un tiempo largo.
Felices Fiestas !!

sábado 

bad cover version IV

Gota de fuego en tu voz
gota huyendo de tu ombligo
alcanzando como anillo a tus dedos.
Equivoca de camino el alma
se parte en mil
para acompañar tus vacíos
pero es sólo suma no multiplicación.

Como animal de marfil
me resquebrajo
sobre tu espalda.

Abro tu nombre y sangra el deseo.
Como higo maduro caes a mi rostro
visión desnuda.
Por la corteza
busco el atajo.
Busco mi cuna.

 

bad cover version I

Y se cae en su única superficie
Azotada al viento azotada su espalda
Esa ausencia evaporándose en las palabras
Ningún perro coge el hueso
El espejo donde se mira profunda la luna
Visita inesperada a la calle invisible
Escúpeme, soy la astilla en tu boca.

Los marinos sangran en su primera noche
para luego ocultarse tras las cortinas
quedándose allí
como el oro entre las uñas
como las caricias en la peluquería.

Ofrezco mi piel para tus cicatrices.
Ofrezco mi fruta para las lombrices.
Tus pulmones, nuevo hogar para los peces.

jueves 

bad cover version III

No puede pensar la hierba
pensar en la tierna mirada
de las palabras
en los bordes del sofá

esas dos mujeres
tentando la desnudez
mi presencia
rozando las bocas

la nata sobre tu rostro
dialoga
con el pétalo encarnado
en la aurora

miércoles 


pinchar en la imagen para leer

jueves 

San Antonio a los peces





( I )

Miren una lámpara que fenece

háganla tira.


Ha terminado la noche

y despertamos siendo los mismos

que nuestros abuelos;

arropados entre diarios

irreconocibles por el sol y manchas de té.

Entre el descarte

y el derroche de cachivaches,

en baldíos,

en lugares comunes,

apegados al muro sin habla sin hospedar escarabajos.

Tropel sonoro de dedos




En el muro

tras glorietas de falsos gladiolos ,

acallando la chasquilla de mequetrefe,

pisando ondas ,

las que dibujando

en el aire andrajoso

hacen los dedos andariegos.




Un perfil de marfil frente al mar

su nariz de Catulo vuelto a mirar

me fijo,

su frente refleja la gran plata del frente,

allí mis ojos dirijo

y recuerdo los días hábiles sin congestión,

la restricción y todo eso.

Lo divertido es quizá la campana que se hunde en el mar,

y no es tan divertido ,tal que ,

quizás los velos se rasguen a los catorce,

en una playa

y el recuerdo del deseo te pille

arriba de una micro,

que lo guarde en su banco de datos algún ojo mágico.




Las torres canallas,

la torre ahí el calor

la posada con fugaces luces más allá ,

el templo que se desmorona,

pienso

les digo ,

quiero mencionarles

a la Hija de Dios

quien bailaba en el calor de la mente,

devolvió al sol su belleza áurea,

vino trayendo el gozoso austro,

en desvelos lunares o al asomo del lucero,

aljofarando lo rojo que se escurre por todo el cuerpo santo

como antes o todavía

con la misma calentura ya mencionada

por la Perlita, la fuente la primera.

Distilando ahora,

pero fermentando en lo callado,

los vientos nacientes de junio otra vez para mí...

encontrándome a mí.

Y su baile de octubre acariciando el silencio,

entonces ,luego a la izquierda señor chofer,

donde el Cabro lavaba sus mangos.

El chico se come al grande,

o a veces el grande al chico, pero no importa,

por lo general ninguno está atento

a lo que silban las sirenas.






( II )


Retrocediendo,

no rewind no otra tecla ,

digamos,

oye,

a tres cuadras atrás…

cerca del pedazo de cerro cerrado .

en algunos accesos listos,

libres y desprovistos de suelas de pacos,

en la penumbra de párpados cerrados,

con parchecurita

ahí las palabras viven y mueren cercanas.




No sabemos bien

si por ahí caminaría la Hija de Dios

con pies descalzos

y su piel tan piel tal, sin velos ligeros,

ojalá frotarse dulce con los velos

ojalá de la boca hacerse prisionero,

en su fruta latiendo el estío .





La llave amarga llevando al hijo a una colina

su daga de piedra dibujando la garganta,

hasta la próxima vez que exista un padre

parecido a la lluvia.

La llave al hijo llevaba

a dibujar una garganta.

Me retrolleva a cierto desértico cielo.

Miles de estrellas lagrimales

en miles de mejillas únicas…

ninguno se detiene a observar si viene o no

el relámpago animal

que tres veces golpeaba a la puerta.




Miles de estrellas

y la nieve es eterna

en su demora,

el cerro se prende cerca de las ocho,

las botas livianas se tragan el cansancio de las horas,

lejanas,

ningún tipo te ofrece una niña por una hora.

La llama tierna vive oculta,

en el montón de nieve,

donde el ángel de alas oscuras reposa.

imagen de Menglef

domingo 

La Calavera

Un sol
desvela su pecho
sin caricias
para pecadores
panteras liebres
conociendo la noche
Si fuera más temprano
la cúpula ardería casi
hasta vaciar los escritorios

frío envolvente
no aparente
caída de las ánimas
rígida mente
caras ocultas
atajo de los silencios


amas la noche pero es sólo noche
todo lo poco del misterio
al darnos las manos
enterramos la herida

el veneno oficial
por los pasillos
desaparición del hogar
la caricia olvidada

Nuestro barco
zarpó esta mañana,
lo vemos de lejos

mañana será
la puerta vecina
mañana
volverá el frío.

jueves 

Otra (cosa) canción *

Quisiera que fuese más temprano
para enterrar a los que se fueron
y para ignorar a los que se quedaron.



-----------------


* quizá parte de Canciones de la juventud,
o La vida real o bien de Romanos & Arabes.
No lo sé. Quizá nunca lo sepa.

miércoles 

El día

Al nacer, un rasguño.
Al morir, un suspiro.
Algo cae como una hoja.
Algo suena como un latido.

 

Decoración del momento

La torre de piedra
abre sus puertas.
El mar más allá del abismo.
El perro babilónico
deja su huella en la entrada.
Su ladrido invita a hacer visita
en un día a éste idéntico,
regalas tu esperanza a quien no fuiste,
cierras las puertas con firmeza y ahínco.
Mera copia más allá del silencio.

domingo 

Misericordia / Hartos de soñar y despertar

la niña anunció al mundo la ausencia del amor…

ella es la misma que nos quitó el aliento con su presencia,

hay que dejarla llorar,

como si ignorásemos la brevedad de sus años

y tuviéramos la máscara prolija del traidor.

Era nuestro sol que hasta ayer añadía pasión a los días

y fiebre malaria a la razón.

Los ojos sólo deben cerrarse para dormir.



Son flechas enemigas las que atraviesan el firmamento de la ilusión

y nos arrastran hasta el canto de sirena de los sueños.



Cada mañana nos encontramos con un libro abierto

que debiera estar cerrado

y llevar la máscara del traidor,

borrar una palabra dulce y dejar

al sentimiento marchitarse,

esto resultó mal a todo esto.




El canto de sirena aquél

nos lleva al acantilado de los soles ponzoñosos

como aquel que hasta ayer añadía pasión a los días.

No abran el corazón mío pues sería un fastidio.

Al final dejemos que las lágrimas tomen su curso

y cerremos para irnos a dormir.

 

Mujer*


* work in progress

miércoles 

Imitación de una voz

Tibia raíz
en los campos dormida.
Lluvia de tormenta
que la brota
inacabada en un día.

domingo 

Para ver que todo se ha ido [ en progreso ]

Un café saliendo de pupilas
hasta lamer una miel,
hasta no olvidar
las piedras decoradas
por unos pies.

Cabellos que se escurren
por la espalda
sin tocarla,
con surcos casi dorados
como corona en el recuerdo.

La mano posando su sombra
sobre el pecho
que rehúye del silencio,
luego hunde su honda gracia
en lo íntimo de una rosa.

La rosa que a la brisa
de la ventana invita a rozar faldas
hallándose frente a una mirada con lágrima,
una mirada que trae un verbo.

Depositaba el verbo ardiente
en la boca
de cantos
no escuchados antes.

Salía a caminar con el puño mutilado,
dejando detrás su áncora oculta
en el refugio del tacto.

sábado 

Tres óleos lanzados desde un puente

1

Al alba de diamante mi lámpara infame se nubla de pronto
y los pasos detenidos, esos pasos que ignoraban
al sendero de cruentas ausencias,
llevan mi ser a los pies de su lecho.
Su pecho de nardo cantaba esperanza a mi ser.

2

Acelerando la noche al repicar de dos soles adultos
en la víspera del sueño.
Espera fugaz, aquí,
luminosa ladera cuya flor de tallo voraz
suplica por la cicatriz.

3

Se voltea para ofrecer la brisa cantarina de sus desvelos,
me quita el cíngulo para entregarme despierto
al alba de su brillo.

viernes 

resonancia añeja [bad cover version II ]


Tengo la figura de un pez sombreada como pausa del combate entre comas y puntos suspensivos.
Tengo las vísceras urgentes cosidas con hilo negro.


Veo mi reflejo en un sol ciego y en el abogado de los féretros;
señalo al marica asesino de palomas como el que dio el puntapié que me ha traído hasta aquí frente a ti.

Vuelvo a la campana, ardo,
te dibujo en mi ignorancia,
desconociéndote con gozo,
guardando las vísceras y los peces,
y terminando de escribir un verso.